Eje Temático: Configuraciones sociotécnicas y modelos productivos . Hacia la cuarta revolución industrial

Coordinadores:
• Dr. Alex Covarrubias V (COLSON/RedItiam) acova@colson.edu.mx
• Dra. Marcela Hernández Romo (UAM-I) mahernan6@gmail.com

Las economías, las organizaciones y los mercados de trabajo se vienen transformando bajo el impulso de disrupciones en las tecnologías de la comunicación e información, nuevas fronteras en la conectividad, transferencia y uso de datos, y el despliegue de ingenierías de diseño y manufactura como las 3D-T. Son fronteras que se cruzan en interfaces no programados pero que por igual reconfiguran las interacciones humanas, tecnológicas, laborales y aún espaciales en los lugares de trabajo. Las interpretaciones para captar estas evoluciones se empiezan a acumular y ahora de una economía digital se pasa a hablar de que estamos en los umbrales de la Cuarta Revolución Industrial (y/o Industria 4.0). Es una revolución basada en premisas –se presume- de interconectividad, manufactura inteligente, la Internet de las Cosas, los Grandes Datos, Sistemas Ciber-físicos, e interacciones multimodales, dentro de otras.

En cualquier caso, las evoluciones están presentes en un espectro amplio de industrias y servicios de alta tecnología. La automotriz, TICs y aeroespacial son un buen ejemplo de ello pero el hecho es que una gama creciente de industrias de base como las energéticas y las logísticas están siendo penetradas –luego reconfiguradas—por las plataformas de la digitalización y los servicios de las TICs. Ni que decir del conjunto de industrias emergentes, como las de minería de datos e inteligencia artificial, cuyas premisas remiten a los parámetros de esta revolución.

Sin que aún exista un consenso de los cambios y consecuencias en curso, algunos eventos empiezan a ser identificables: a) los linderos entre servicios e industrias se articulan en múltiples puntos; b) se precipitan cambios en las estrategias de negocios, las cadenas de producción y valor; c) las formas organizacionales y de relaciones de empleo adoptan perfiles de tránsito continuo.

Por eso, con independencia de marcos interpretativos, las disciplinas del trabajo, la economía industrial y de las organizaciones tienen frente a si hoy día preguntas y desafíos relevantes. Estas empiezan por inquirir si la magnitud, extensión y profundidad de estas transformaciones son suficientes como para categorizar la presencia de dicha revolución y si los cambios que entraña borrarán los referentes de la industria y el trabajo como hasta aquí las conocemos. Otras tantas de estas preguntas conciernen a la operación y conceptualización de los modelos productivos, configuraciones y transiciones socio-técnicas relacionadas.

Este eje pide por contribuciones teóricas y empíricas que borden sobre estas preguntas y desafíos, así  como sobre los cambios y consecuencias socio-técnicas identificables en las industrias en cuestión, sus trabajadores y organizaciones.